Open post

Un “típico” día de clases

(Que de típico no tiene nada)

Hoy, visité las aulas donde los beneficiarios de Empower Honduras reciben sus clases de inglés y aprovechando la oportunidad me aventuré en probar mi habilidad en speaking con alguno de ellos. ¡Estuvo genial! pero además de darme cuenta que estoy más oxidado que una lata a la intemperie, también hice aprecio de como una lección de inglés puede cambiar los paradigmas en las mentes frescas de un muchacho.

El manejo de un nuevo idioma es solo un hilo del gran tapete colorido que conforma el conocimiento, pero es también la aguja que entreteje algunas hebras para convertirlas en un tapiz cada vez más amplio. Recordemos que somos humanos caracterizados por la insaciable curiosidad, desde muy temprana edad la naturaleza humana nos empuja a preguntar y es normal que con el tiempo desarrollemos el deseo de, algún día, alcanzar un destello de auténtica sabiduría. El Idioma es el camino, no solo para alcanzar más conocimiento sino además, es la ruta de la auto-confirmación de la capacidad personal y es también argumento del potencial humano para llevar el habla a otro estrato de provecho más amplio incluso que la indispensable comunicación.

En el aula de clases, los jóvenes no solo reciben información acumulable, también son guiados en el conocimiento además que se les inculca la exteriorización de valores y virtudes, esto es ciertamente educere (raíz etimológica de educar) que por su significado auténtico y profundo, en verdad encierra la extraordinaria labor que realizan los héroes de Empower Honduras, los teachers, quienes; con su talento; hacen de la clase un espacio conveniente para el aprendizaje y un ambiente muy digno de llevar en los recuerdos de cada uno de los beneficiarios.

Hoy, nuestros jóvenes inician con entusiasmo un proceso que durará para toda la vida; la habilidad de hacer preguntas, sin las fronteras del idioma o la desconfianza de hablar hasta en su propia lengua. Empower Honduras se ocupa de brindarles competencias para comunicar sus ideas en un entorno cada día más desafiante; los teachers enseñan a no callar las dudas, a tocar puertas y alzar juntos la voz; enseñan a mantener un diálogo amable y constante, porque después de todo, siempre la palabra es el voto fuerte para mantener la paz.

Al final de la jornada solo puede agregar que, me he quedado con una gran lección: como civilización, bien podemos susurrar al oído algún poema, capturar la atención con el arte o seducir la mente con una canción, pero de cualquier forma estarán explícitas las palabras para evocar consenso, pedir ayuda o solicitar una acción.

¡Hasta la próxima!

 

Open post

Senderos de perseverancia

Senderos de perseverancia

En Empower Honduras queremos inspirar a la juventud a fortalecer la inmensa pasión por el cuidado del medio ambiente para convertirles en agentes de cambio a favor del planeta. Hoy la humanidad se ve encaminada a comprender que todos estamos conectados de alguna forma, y que el cuidado de los recursos es responsabilidad de todos; por ello, les enseñamos a nuestros beneficiarios el devoto respeto por nuestros bosques y el inmensurable cariño hacia la flora y fauna de nuestro país.

Para lograrlo, hemos realizado algunas actividades al aire libre en las que nuestros beneficiarios han podido estar en contacto directo con la naturaleza. En esta ocasión, nuestra primera generación de jóvenes empoderados tuvo la grata oportunidad de visitar El Parque Nacional La Tigra el 29 de septiembre de 2018. Este lugar fue el primer parque nacional en Honduras, según reseñan las autoridades, su principal objetivo es «la conservación, preservación ecológica y el mantenimiento del potencial hidrológico de esta reserva».

Niños jugando con una liana

Con esta excursión, logramos que nuestros beneficiarios pudieran apreciar las maravillas naturales de nuestra tierra, así también generar conciencia sobre la importancia de este bosque para el abastecimiento de agua dulce y aire puro en nuestra ciudad. Más íntimamente, logramos hacer de la naturaleza un espacio sano para la recreación y esparcimiento, reconociendo que ella es la herencia material más importante que tenemos y que debemos, a su vez, heredar de forma intacta o quizá restablecida a las futuras generaciones.

También aprendimos mucho sobre la perseverancia, la cual comprendimos que no es una cualidad exclusiva de humanos. Al observar  las cicatrices de un árbol, la resistencia de una flor que se abraza al vacío, o en la conducta de un ser vivo que lucha ferozmente por su supervivencia y la de su especie, notamos que la tenacidad y voluntad son valores inherentes de la vida y que, en realidad, solo aquellos que se adaptan sobreviven.

 

Instructores dirigiendo al grupo.

Más allá de respirar el aire fresco y vivir la aventura en medio de los bosques lluviosos del Parque Nacional La Tigra, nuestros jóvenes emprendieron una larga caminata por los senderos del compañerismo, la perseverancia, el amor por la naturaleza y la automotivación. Sin duda alguna, este viaje no solo trató de hacer florecer su consciencia ambiental en el disfrute de hermosos paisajes y alegres sonrisas, sino además, nuestros jóvenes experimentaron la satisfacción de haber completado con entusiasmo uno de los senderos más difíciles y es este deleite el que se imprime en sus mentes y los llena de seguridad en sí mismos, al mismo tiempo que les permite intensificar el deseo de enfrentar nuevos retos en sus vidas.

¡Aquí algunas capturas de esta gran experiencia!

Tomando un descanso para retomar el sendero.

 

Camino hacia el mirador.

 

¡Que vivan nuestros bosques y nuestra juventud!

https://www.hondurastips.hn/2013/12/16/parque-nacional-la-tigra/

Scroll to top